Mar08222017

Last update02:52:03 PM

Por Hugo M./Militante de IC.

La iniciativa popular "Garzón en Argentina" ha obtenido documentación judicial y bancaria así como numerosos informes y reportes de prensa que detallan cómo el ex juez permitió torturas a detenidos políticos y ha gozado de dádivas de parte de varias corporaciones españolas.

El proyecto es una sistematización de la información relativa al magistrado, del que la prensa argentina dice y difunde erróneamente que fue apartado de la carrera judicial "por investigar el franquismo".  Los impulsores, organizadores también de los últimos escraches en sus apariciones públicas en el país lamentan que "uno de los paladines españoles de la doctrina antiterrorista surgida de las escuelas represivas que desgarraron a nuestro país en otros tiempos, es hoy asesor de Derechos Humanos para el Estado Nacional, con rango de Subsecretario". En concreto, la iniciativa hace hincapié en varios ejes que desmontan varios mitos asumidos por los organismos de derechos humanos argentinos.

Su defensa de los Derechos Humanos

La plataforma aporta documentación de los diferentes relatores de Naciones Unidas sobre la tortura en España, referencia a las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y testimonios de víctimas que involucran a Garzón en el amparo a hechos de tortura en instrucciones llevadas a cabo por él contra detenidos políticos. Además, han dado a conocer un informe específico del año 2008 realizado por la sección española de Amnistía Internacional, que relata cómo el ex magistrado procesó por delitos de terrorismo a varios ciudadanos de origen árabe que habían sido secuestrados por las fuerzas militares de EEUU y trasladados a la base naval de Guantánamo, a sabiendas que su declaración se había realizado bajo tortura. Además se aportan datos y testimonios de personas torturadas en el País Vasco, Catalunya y otros puntos del Estado Español, en relación a su actuaciones al amparo de la legislación antiterrorista.

En relación a la llamada "causa contra el franquismo" también aportan los testimonios de investigadores del Foro por la memoria del País Valenciá que ha documentado la represión franquista en este territorio, y que denuncian que la intervención de Garzón permitió invalidar el sumario de 157.000 víctimas del franquismo, ya que elaboró un listado de imputados que ya habían fallecido y eximiendo de responsabilidad penal a los jerarcas franquistas que todavía siguen vivos y que ocupan importantes cargos en directorios de empresas públicas y privadas, en las fuerzas de seguridad o en las fuerzas armadas. En líneas similares se expide el organismo de DDHH Nizkor, que ha provisto importante documentación judicial para esta iniciativa.

"Coordinación internacional contra el terrorismo en EEUU"

La iniciativa ha reunido también documentos de un fallido intento de Garzón de aproximarse a la Comunidad de Inteligencia de EEUU mediante una serie de conferencias y cursos financiados en Nueva York entre los años 2005 y 2006 por cinco grandes corporaciones españolas, entre las que está el Banco Santander, Telefónica o el banco BBVA, motivo por el cual fue inhabilitado por un delito de cohecho dado que estas corporaciones se habrían beneficiado de sentencias favorables en asuntos ventilados en el juzgado del que Garzón estaba a cargo, antes y después de los mencionados cursos.

En ellos, Garzón invitó a sus cursos a personajes de la política exterior norteamericana del gobierno de George Bush y del establishment norteamericano, donde con un lenguaje similar al utilizado por los tiburones del Pentágono, realizaba una definición de terrorismo que involucraba y apuntaba contra todos los movimientos populares del mundo, en sintonía con lo que en ese momento impulsaba el gobierno de Bush y lo que en España había impulsado el gobierno de José María Aznar.

 "Garzón fascista, vos sos el terrorista"

En los últimos días, se generó una enorme expectación en diferentes medios de comunicación de Argentina y España por las acciones de protesta que las organizaciones que respaldaron esta iniciativa. Las protestas, que consistieron en dos escraches en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA y en el Auditorio de Radio Nacional, contó con reclamos de organizaciones sociales del país que repudiaron su presencia por su pasado represor y en solidaridad con los pueblos vasco y catalán.

Los impulsores recuerdan que  "todos nosotros somos militantes políticos desde hace muchos años, y pertenecemos a un amplio espectro que ha tenido siempre en común el compromiso con las causas de los oprimidos, en Argentina o en cualquier lugar del mundo. Muchos de nosotros hemos padecido la represión, la tortura, el exilio o la pérdida de seres queridos en los períodos más terribles de nuestro país y la coherencia con nuestra historia nos hace distanciarnos con los compañeros que en la Argentina quieren olvidar el pasado represor de Garzón en función de nuevas coyunturas."

El próximo reporte, según fuentes de los organizadores, será un informe sobre la actuación judicial de Garzón en el "juicio a los vuelos de la muerte" llevado a cabo en 1996 en la Audiencia Nacional española.